jigokudani monkeys

El turismo de naturaleza en la era del selfie

¡Benditas vacaciones! Sea como decidas vivirlas, son el momento perfecto para olvidarse de la rutina y descubrir nuevos lugares, mientras gozas del buen tiempo y de la compañía. En pleno disfrute de ellas, y antes de que se terminen, quisiera aprovechar para abriros los ojos a una realidad de la que muchos aún no sois conscientes: cuando nos convertimos en turistas, tendemos a olvidar las consecuencias de nuestras acciones.

 

LA DESCONEXIÓN PARA ENCONTRARSE CON UNO MISMO

Cuando nos hacemos adultos, los días, semanas y meses, pasan sin que nos demos cuenta. Con el piloto automático activado, vivimos inmersos en la rutina, lo peor que puede existir para el trabajo creativo. Para remediarlo, las vacaciones se convierten en mi momento de conexión: distanciándome del trabajo diario, retomo los lazos conmigo misma, con la ilusión y la creatividad.

En los últimos años he procurado salir de Barcelona y conocer nuevos destinos que me permitan conectar con la naturaleza. Sumergirme en un ambiente nuevo, desconocido y vibrante en donde superar nuevos retos fotográficos para regresar al estudio con nuevos conocimientos que aplicar en mi trabajo diario.

Y gracias a poder retratar la naturaleza a través de mis lentes, he sido consciente del peligro que somos cuando nos convertimos en turistas masivos en la era de las redes sociales.

jigokudani monkey

EL TURISMO A GOLPE DE SELFIE

Gran parte de mis vacaciones las he vivido como una turista normal: escapadas a buen precio en las que visitar los lugares más típicos de una nueva ciudad a golpe de foto. Tras convertirme en fotógrafa profesional, todo cambió, tornándose en ese momento de conexión en la que poder experimentar para así avanzar en mi pasión, la fotografía de naturaleza.

El leitmotif de este tipo de fotografía es observar.  Examinar minuciosamente el entorno a través de tu objetivo, fijándote en todos esos detalles, pequeños y grandes, que te ayudan a transmitir algo más que una instantánea: lograr la comunión con la naturaleza. Y cuando esto sucede, cambias. La naturaleza te descubre su belleza y toda la vida que alberga, un gran organismo en el que cada pieza tiene su función, que por pequeña que sea, tiene su importancia. La sientes, la vives y sólo te nace el respeto por cuidarla y conservarla, para que todos puedan tener la misma experiencia que te ha regalado.

El año pasado tuve la suerte de cumplir un sueño cuando me embarqué hacia Islandia, unas vacaciones organizadas para vivir una experiencia plena como fotógrafa. Tuve el placer de convertirme en una espectadora de su naturaleza más salvaje y abrumadora, siempre desde el respeto, piedra angular de todo el viaje. Aún así, pudimos ver como otros turistas, llevados por las modas del selfie, molestaban a los animales para lograr la mejor foto del verano, alterando sus ritmos y amenazando sus entornos naturales.

Durante el viaje fuimos a visitar sus famosos géiseres, pero no tuvimos la suerte de ser testigos de la fuerza de Geysir, el géiser que dio nombre a este fenómeno natural. El más antiguo conocido y también el más impresionante, llegando a expulsar agua hirviendo hasta más de 80 metros en el aire, ha cesado en su actividad por el mal hacer de los humanos, quienes tiraban objetos y productos químicos para hacerlo más espectacular y llamativo.

Recientemente, leí una noticia en la que se anunciaba que se cortaba el acceso al público a la cascada de Bruarfoss, uno de los espacios naturales que más disfruté durante mi estancia en el país, por el descuido y la falta de respeto de sus visitantes. Un gesto que demuestra el cambio de actitud del país por sus espacios naturales, su principal reclamo turístico, y que ayudará a que noticias tan funestas como las del Geyser no se vuelvan a producir.

Bruarfoss

Bruarfoss, una de las cascadas más bellas de Islandia

Este año el destino quiso que tomase rumbo hacia el país del Sol Naciente, donde fui testigo de dos formas contrapuestas de tratar a la naturaleza. Por un lado, en el Torii de Miyajima, los turistas dañan gravemente el entorno con un gesto muy sencillo: depositan monedas a su alrededor a modo de ofrenda. El problema surge cuando sube la marea y las arrastra, depositándolas por todo el entorno, afeándolo y ensuciándolo mientras se descomponen lentamente.

Tori Mijayima Tori Mijayima 2 Tori Mijayima 1

 

Por otro lado, el control y cuidado de los monos de Jigokudani y su entorno, desnaturalizándolo y convirtiéndolo en una experiencia artificial. El principal reclamo es observar al grupo de macacos que viven en la zona, los cuales sobreviven a los duros inviernos helados gracias a las aguas termales que discurren por las montañas de la región. El espacio y las distancias están muy bien cuidadas, existen carteles normativos y explicativos en donde te indican la ruta y la enriquecen con información relevante, pero no sientes la naturaleza salvaje al haberse impuesto la explotación turística de un fenómeno natural económicamente muy rentable.

jigokudani monkeys jigokudani monkeys jigokudani monkeys

 

Sin irnos tan lejos, en España disponemos de muchos ejemplos en los que a la naturaleza se la protege, habiéndose evitado esa explotación que le hace perder su esencia al cobro de su protección. Como las Marismas del Ampurdán (Aiguamolls de l’Empordà), donde existen miradores ubicados, bien señalizados con las rutas indicadas, desde los que disfrutar de  aves y mamíferos en libertad sin importunarlas más de lo necesario. Estás escondido, no las molestas y puedes observarlas y fotografiarlas con total tranquilidad. Todo un gran ejemplo de inmersión en la naturaleza desde el respeto.

Aiguamolls Web

 

Ciervos Web

 

Cigueña Aiguamolls Web

NOSOTROS SOMOS EL CAMBIO

No debemos esperar a que los Gobiernos tomen medidas ante situaciones que suelen estar ya muy deterioradas. Creo firmemente en el poder que tenemos cada uno de nosotros para impulsar un cambio, evitando así llevar el problema hasta su límite, y para ello tan sólo tenemos que seguir unos sencillos pasos:

  1. Visibiliza el problema: debemos mostrarlo para poder actuar en consecuencia. Gracias a las redes sociales, podemos llegar a mucha gente a través de nuestras publicaciones, así que aprovecha esta herramienta para despertar conciencias.
  2. Planifica tu viaje: infórmate sobre las normas y prohibiciones existentes en los lugares que vas a visitar, así como de los consejos que ofrecen el punto de información turística de la zona: ¿Cómo se puede llegar? ¿Existen zonas de acceso restringido? ¿Qué productos no están permitidos?…
  3. Reduce tu impacto en el entorno: si puedes hacer la ruta en pie, deja el coche bien aparcado y disfruta del paseo; regresa a casa con todo lo que te llevaste, nunca dejes residuos en la zona ni te lleves “recuerdos”; y, menos aún, no dejes tu memoria en forma de grafiti sobre una piedra, un árbol o en la superficie que te pueda apetecer.
  4. Respeta al entorno y a los animales: aunque no estén indicadas, mantén las distancias ante los monumentos naturales y los animales. No interfieras en su tranquilidad, eres un invitado en su hogar y has de portarte con educación.

Ante todo, ten sentido común, ese pensamiento que suele relegarse a un segundo plano por la emoción del instante, y sé educadoSi ves que alguien está haciendo algo indebido, acércate y coméntaselo con toda corrección, porque puede que no sepa la repercusión que tienen sus actos y tú puedas ayudarle.

Así que no lo olvides y tenlo siempre presente: cuando te vistas de turista, sé el cambio que quieras ver en el mundo 🙂

Focas

 


2 Comentarios
  • Loli
    Publicado a las 12:14h, 29 agosto Responder

    Cuanta razón en todas tus palabras.
    Hace reflexionar sobre nuestro comportamiento.
    Para tomar nota…

    • Elena Kaede
      Publicado a las 13:49h, 29 agosto Responder

      Gracias por tu comentario Loli!
      Ojalá empecemos a tomar nota y a plantear nuestras vacaciones de forma diferente.
      ¡Un abrazo!

Deja tu comentario

K Mini

Suscríbete y llévate de regalo
“8 claves para fotografiar a tu mascota”

He leído y acepto la política de privacidad.

K

Suscribete y descárgate gratis la guía
“8 claves para fotografiar a tu mascota”

He leído y acepto la política de privacidad.