portada blog como transcurre

Cómo transcurre una sesión de fotos en el estudio

Las fotos de estudio con tu mascota son mucho más que una simple sesión, son una experiencia que empieza mucho antes de que lleguéis al estudio.
Para preparar la sesión hay que tener en cuenta un par de cosas: La primera que vuestro peludo venga lo más guapo y aseado posible, es muy importante que traigan el pelo limpio y cepillado para que brille con todo su esplendor en la fotografía, sobre todo en razas de pelo largo. Así que, como programaremos la sesión con tiempo, podéis aprovechar y cuadrar las fotos con la visita a la peluquería. ¡Y esto vale también para vosotros! Si tenéis pensado salir con ellos en las fotos también tenéis que venir bien guapos. No os preocupéis yo os daré unas pautas sobre la ropa y algún que otro consejo para que no se nos escape nada.
El día que vengáis al estudio tomaoslo con calma. Lo mejor es salir de casa con tiempo, dar un pequeño paseo para que vuestro perro, sobre todo si es nervioso, pueda quemar energía y hacer pipí si lo necesita. Así llegaréis ambos tranquilos y preparados para salir estupendos.
Y una vez que estéis aquí lo primero es dejar que investiguen, que se relajen y que se familiaricen con el espacio y conmigo. Durante la sesión vuestra ayuda será fundamental, confían en vosotros más que en nadie en el mundo.

foto1-blog

Ese día vuestro peludo es el mimado, respetaremos sus tiempos, si necesita descansar unos segundos, caminar un poco fuera del plató, beber un poco de agua, tiene hambre o solamente es que le apetecen un par de mimos, pararemos. En nuestro estudio lo tenemos todo preparado para dejar el estrés a un lado y disfrutar de la experiencia.
Y así, poco a poco, con ayuda de unas cuantas chuches, mucha paciencia y toneladas de diversión conseguiremos la fotografía perfecta, aquella que querrás colgar en el salón y en todas las redes sociales y que no te cansarás de mirar. Y no os preocupéis porque SIEMPRE sale ESA fotografía entrañable que saca la personalidad de vuestra mascota.

 

foto2-blog


No hay comentarios

Deja tu comentario